lunes, 18 de noviembre de 2013

Ten cuidado con lo que deseas...

El lunes pasado yo explicaba en este blog, toda pizpireta y satisfecha, mi salida del sábado por la noche. El domingo no fue muy mal y mantuve bastante la compostura, pero... El karma vuelve para vengarse.

Una deseó una noche de juerga, el karma me dio dos (la del sábado y la del domingo).

Cuando me iba a acostar, cierta bebé decidió despertarse: de 12 a 2 y media de la mañana. Y a las siete, ¡otra vez! Así que me presenté a trabajar con más pena y sueño que nunca, medio cerebro y alumnos nerviosos.

Los lunes trabajo por la tarde, así que a laBebé la recoge suAbuela, ese día no podía, pero vendria elPapá. A las tres de la tarde decidí estirarme quince minutos para descansar.

Deseé una siesta, ¡ilusa de mí!

Nada más tumbarme en el sofá, sonó el móvil, la profe del cole de laBebé me informaba que la susodicha estaba enferma y vomitaba. Subí a buscarla rapidísimo. Tenía gastroenteritis. Me vomitó un poco (dos
veces); llegó suPapá y yo me fui a trabajar. Al salir, así seguíamos. Vomitó más y decidimos llevarla al médico.

Deseé un médico.

Una hora y media esperamos en Urgencias. Sin ningún cribaje, hicimos cola como en la carnicería. Allí no había pediatra y nos visitó un médico generalista que le echó un ojo y nos dio consejos que no me convencieron. Como mujer precavida vale por dos (tres si es madre resacosa), yo ya había mirado la web de la Mamá Pediatra:
http://www.dra-amalia-arce.com/2009/10/mis-consejos-en-gastroenteritis.html
http://www.dra-amalia-arce.com/2011/02/esta-deshidratado.html
http://www.dra-amalia-arce.com/2013/07/vomitos-respira-ya-se-pasa.html

Así que fuimos a la farmacia y a casa. El martes elPapá se quedó con ella. De la noche mejor ni hablamos... El miércoles se la quedó suAbuela. Como estaba algo mejor y más animada, fuimos a merendar con las amigas.

Ellas desearon una gastroenteritis prenavideña que les dejara el cuerpo estupendo.

Nosotros, en casa, somos de natural generosos. Compartimos pelos, mocos, risas, llantos, charlas, vídeos de boda, cómics o lo que se tercie. ¡También virus!

Ya cansada deseé que la niña volviera al cole.

El jueves la llevé a la escuela. A las diez recibí una llamada, laBebé tenía el cuerpo lleno de granitos. Pedí hora a la pediatra y permiso a mi jefa, subí a buscarla, la llevé a la doctora (nueva y me da MUY buenas sensaciones), dijo que era un exantema vírico sin importancia, volví a llevar a la niña a la escuela y de vuelta al trabajo.

Deseé que volviera a comer.

El viernes por la mañana, una de mis amigas ya había vomitado. Deseó enfermedad y laBebé se la concedió, la segunda cayó en pocas horas.

Churumbel no comió casi nada en todos estos días. El viernes quiso yogur y lo vomitó.

Yo ya no sabía ni qué desear.

Mis pobres amigas han pasado un fin de semana muy malo, adelgazando a tope, pero cansadas, con fiebre, vómitos y demás. Hoy parece que recuperan. A ver cómo las convenzo para que cojan en brazos a laBebé esta semana...


LaBebé en pleno proceso de contagio, es un foco infeccioso adorable

4 comentarios:

  1. Que conste en acta que fue la segunda en caer en hacer el deseo en voz alta! Yo simplemente asentí porque me pareció gracioso... Ains... Que le vamos a hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LaBebé te pide disculpas por la confusión. Por eso se apiadó de vosotras con la conjuntivitis...

      Eliminar
  2. Las gastroenterititis te hacen perder liquido que recuperas a los dos días.....mucho mejor otros métodos :) bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón en que hay métodos mejores. Y más duraderos. ;)

      Eliminar

¡Me encanta leer comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...