miércoles, 29 de enero de 2014

La verdad de Núvol: cumpleaños

El pasado 2 de julio empezó una serie de artículos que vienen a contradecir el estilo alegre-divertido que intenta tener este blog. El autor es Núvol y siempre están escritos desde el odio más sincero y honesto.


MiEsclava es vaga y malamadre. Ya lo he dicho, aunque ya lo sabíais...

Ni una miserable letra en este blog para explicar que el 1 de enero hizo seis años que me adoptó...

Bueno, me recogió de junto a una vaca. Yo estaba elegantemente sentado en una silla de plástico contemplando al ternero y ella llegó con su estúpida emoción junto a ElqueNOsedejaARAÑAR y elnoviodePucca a buscarme. Mostré mi carácter y descontento con la vida desde pronto: me hice caca encima de un pringao y me escondí en el motor de una nevera primero y en un conducto de chimenea (apagada, no soy idiota) a los pocos días.

Pues eso: nada. No ha habido celebración ni unas emotivas palabras.

Yo que me esfuerzo cada mañana en despertarla con mi mejor maullido de exigencia.
Yo que corro por su habitación y la miro con desprecio.
Yo que grito cerca de laqueNOmefio porque he aprendido que si llora, yo desayuno.
Yo hago todos esos esfuerzos y no obtengo recompensa.



Fijáos que le ha dedicado nosécuántosposts a Pucca, ¡si ya no está! Y yo estoy aquí, durmiendo en el sillón y aguantando las caricias del serqueparió... Una injusticia, vamos.

Pues resulta que el otro día laBebé hizo un año. Ya ves, ¡qué proeza! Y montó una retahíla de festejos.

Lo peor es que le hicieron incluso una celebración sopresa... ¡Qué desperdicio de medios! Sí lo único que hace es atiborrarse de chocolate y farfullar palabrejas sin sentido. MiEsclava, que es débil de carácter, se emocionó un montón.

Igual que con los regalos, paquetes y felicitaciones que han llegado de Barcelona y Oviedo. Cada cosa era una alegría tremenda. Llamadas, mensajes, fotos. ¿¡¿Y a mí!?!

¡Hasta una exposición de fotos! Una foto de cada mes de lamocosa cuelga ahora de la pared del pasillo. Si no ha hecho más que empeorar, ser más pesada y perseguirme. Lo llego a saber y rezo para que se quedara como la ameballorona de las primeras imágenes...

Lo que más me afectó fue el sábado, vino gente a casa y no pude hacer sangrar a ninguno. Estaba allí laNOadorablePeggy y delaqueNomefío copando toda la atención.

Vinieron amigos (sin hijos porque aún se creen jóvenes), merendaron magdalenas recién hechas (ojalá se indigesten y engorden), bebieron, charlaron, rieron y regalaron cosas muy ruidosas con las que no me apetece jugar.

Yo, para mostrar mi desagrado, me quedé en el dormitorio junto al radiador y paseé por encima de sus chaquetas para que todos supieran quién manda en casa. Eso sí, de vez en cuando, pasaba por el salón para preguntarles si no se pensaban ir ya, que me estaban molestando. Pasadas las once, sintieron miedo de mí y se fueron.

¡Ay! Vino la simpáticapareja, ojalá me adoptasen... Para la próxima tengo que enterarme de cuál es su chaqueta y ponerles una nota de auxilio en el bolsillo. Ellos sí saben apreciar mi talento.


Lo que decía, atiborrarse es lo único que sabe hacer...




LaBebémocosa en mi futuro hogar.




Uno de los horripilantes regalos.




Foto de grupo SIN MÍ. Lasimpáticapareja tampoco sale por solidaridad conmigo. ¡Sale hasta Peggy! En fin...




Reían hasta que pasé a amenazarles. Justo después, salieron huyendo.

4 comentarios:

  1. Nuvol eres el mejor!!!!!!! Te amo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que también aceptaría ir contigo a Madrid. #sinniños

      Eliminar
  2. Ay Núvol, qué disgusto te vas a llevar cuando te enteres de que la simpática pareja tiene un gato Y NO ERES TÚ...

    ResponderEliminar

¡Me encanta leer comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...