lunes, 16 de septiembre de 2013

La verdad de Núvol: la limpieza

El pasado 2 de julio empezó una serie de artículos que vienen a contradecir el estilo alegre-divertido que intenta tener este blog. El autor es Núvol y siempre están escritos desde el odio más sincero y honesto.


La limpieza

Lo que hay que aguantar. Mi comodidad se desmorona y yo no puedo más que quejarme de este desastre de mi alrededor. Los humanos que habitan MIcasa son un asco. No sé ni cómo lo aguanto.

Ya lo explicaron en su día para justificar la compra de un trasto, no son muy de limpiar, prefieren hacer otras cosas que higienizar la casa; por eso prefieren quitarse de algunos lujos antes que prescindir de la quelimpia.

Hemos tenido varias, parece que nunca duran, debe ser que huyen... Yo, que soy exigente en estas cosas, las observo y subrayo sus errores.

Empezamos:

  • MiEsclava y yo vivíamos en el Raval, teníamos una que venía cada quince días, llevaba pañuelo y hablaba poco (bien). Eso sí, yo no le debía gustar demasiado ya que un día me dejó encerrado en una habitación y olvidó abrir al irse. Mi Esclava lo notó y le pidió que no cerrrara ninguna puerta (por entonces yo era su principal foco de cuidados y mimos). A las pocas visitas, me olvidó en el balcón. Ya no volvió más.
  • Se acercaba laBoda, miEsclava consideró que tenía demasiado trabajo y cogió a otra persona para que limpiara. Escogió a la misma que limpiaba en casa de sus padres, esos alosquetambiénhearañadoynolescaigomuybien. Resulta que a la joven señora, le dan miedo los gatos. Por lo tanto, siempre quedé encerrado en una habitación (lo hacía miEsclava antes de marcharse). Ella, al irse, me volvía a abrir la puerta y yo disfrutaba de la limpieza, aunque me molestaba el encierro. ¿Qué pasó? Que llegó laAntesOdiosaPucca. El día que le tocaba venir, abrió la puerta, la vio y volvió a cerrar. ElqueNOsedejaARAÑAR alucinó. Tampoco volvió más.
  • Llegamos a Gijón y se volvieron a embarcar en la búsqueda. Encontraron a una que no tenía miedo de los animales y no me encerraba. Eso sí, era más cara que las anteriores. Ha estado un año con nosotros. 
Ahora, al parecer, los humanos que habitan MIcasa quieren ahorrar y van a dejar de tenerla, ¡habráse visto! Yo me tiro al monte. A ver si les convenzo para tener a otra.



Lo que sí va a pasar.





Lo que no.



5 comentarios:

  1. Relato de Núvol con sus planes de conquistar el mundo ya!!! (véase bebe de padre de familia)

    ResponderEliminar

¡Me encanta leer comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...